30/6/09

Mojando la galleta

Mojo una galleta en el café,
el indigente moja sus pies en el caño.
Me quejo porque el café está muy caliente,
él se queja cuando una lata lo lastima.

Enfrío el café con mis soplidos,
él sopla y se distrae con el vaho.
Me mira con cierta rabia.

Repentinamente, mis ojos son los suyos.

!AHORA!

Los dos tenemos frío.

5 Susurros del musgo:

Miguel Quintero dijo...

Ay amigo que he mojado la galleta también, pero de lagrimas!!

Lya dijo...

¿sabes una cosa?
me llenas de una sensibilidad increíble...
nos pones a pensar en lo mucho que nos quejamos sobre las cosas y no nos damos cuenta de que siempre, siempre, alguien la estará pasando peor de lo que nosotros creemos estamos.
genial

Chaves Casanova dijo...

Me declaro seguidora... me gustó.
Saludos

alejandro aparicio morales dijo...

hola buen dìa
es muy fuerte lo que escribes
noto la distincion entre tu y el indigente
me recordo un capitulo del libro
la vida inutil de pito perez
en donde esta sentado el bagabundo junto a un amigo suyo riko
y odserva sus zapatos y los de su amigo y dice
te das cuenta
nuestros zapatos muestran la distincion de clases
muestran la diferencia entre tu y yo..


bueno me gusta siento que al final nosotros mismos somos los bagabundos
somos un espejo de la ciudad


te mando un gran abrazo

gracias por tu visita
siguelo haciendo


suerte en este dia

Juan Manuel Juanmusgo Zúñiga Arias dijo...

Eso somos un espejo! Cada uno de nosotros refleja la realidad desde un ángulo distinto. Y lo mismo sucede a nivel macro, a veces siento que lo que le hemos hecho a Africa por ejemplo es un espejo de nuestro futuro, si nosotros no hacemos nada.

Gracias Hermano por tu visita.